CBD Blog

10 pasos para escoger el mejor aceite de CBD para ti

Escoger el mejor aceite de CBD puede ser una ardua tarea. No solo hay gran cantidad de fórmulas, concentraciones y aceites portadores, sino que el contenido real de la botella podría ser diferente a lo publicitado. Y, teniendo en cuenta la falta de regulación en el sector del cannabis, no es de extrañar que algunos consumidores tengan dudas a la hora de comprar.

Pero, gracias a estos simples pasos, podrás saber qué productores son fiables y cuáles no. Nuestra guía te aporta toda la información necesaria para que puedas orientarte de forma segura en el mercado del CBD y encuentres los mejores productos para ti. Te explicamos todo, incluyendo el método de extracción, las cápsulas de gel y cómo escoger el aceite portador adecuado.

10 PASOS PARA ESCOGER EL MEJOR ACEITE DE CBD

Indagar un poco te ayudará a poder aprovechar al máximo las ventajas del cannabidiol (CBD). Sigue estos 10 pasos para elegir el aceite de CBD más adecuado para ti.

PASO 1: ¿CÓMO SE PRODUCE EL CÁÑAMO?

El cáñamo es una planta increíblemente versátil, pero su mayor bendición podría ser un obstáculo para los productores de CBD. Esta planta tiene una gran capacidad natural para absorber toxinas y metales pesados del suelo. Aunque esta cualidad es ideal para la biorremediación, las plantas usadas para la extracción de CBD contendrán dichas toxinas. Idealmente, el cáñamo debería cultivarse con métodos ecológicos, sin pesticidas o metales pesados, tal y como diseñó la naturaleza.

PASO 2: VERIFICA EL MÉTODO DE EXTRACCIÓN

Desafortunadamente, extraer CBD a nivel comercial no es un proceso sencillo ni barato, por lo que algunas empresas podrían optar por técnicas más sencillas para reducir costes, afectando a la calidad del producto.

La extracción con CO₂ supercrítico es el proceso que permite un mayor control por parte de los productores. Esto no solo es importante para poder aislar el espectro completo de cannabinoides, sino que asegura un control cuidadoso de los niveles de THC. Las empresas que usan la extracción con CO₂, junto con medidas de destilación y purificación, producen productos de calidad superior, así que no dudes en preguntar a los productores de CBD sobre el método de extracción utilizado.

PASO 3: ¿ESPECTRO COMPLETO O AISLADO DE CBD?

Es el momento de empezar a acotar tus opciones en función de tus necesidades. Generalmente, los productos de CBD se dividen en dos categorías principales: espectro completo o aislado de CBD.

Los aceites de CBD de espectro completo aprovechan el “efecto séquito”, un fenómeno único de sinergias químicas que tiene lugar cuando se combinan terpenos y cannabinoides. Un estudio de la Universidad Hebrea de Jerusalén observó que la eficacia del CBD de espectro completo aumentaba en consonancia con el aumento de la dosis. En cambio, el aislado de CBD mostró una curva de campana; esto significa que, tras una dosis determinada, el efecto empezó a disminuir.

El principal motivo por el cual la gente escoge el aislado de CBD, en lugar del CBD de espectro completo, es la presencia de THC. Aunque los productos de espectro completo tengan un contenido de THC prácticamente nulo (por debajo del 0,3% en la mayoría de casos, por lo que no produce ningún efecto), muchos consumidores prefieren el aislado de CBD. La decisión depende de tus preferencias personales, estilo de vida y factores externos como el precio o la disponibilidad.

PASO 4: ESCOGE UNA CONCENTRACIÓN QUE SE AJUSTE A TUS NECESIDADES

Si estás empezando a consumir CBD, es muy recomendable comenzar por un aceite de CBD de baja concentración. Aunque el CBD es un cannabinoide bien tolerado por el cuerpo, es mejor ir poco a poco para adaptarse a sus efectos. Cuando te hayas acostumbrado al CBD, puedes aumentar la concentración y la frecuencia de consumo, si es necesario.

Como regla general, el cuerpo puede tardar hasta una semana en adaptarse al CBD. Por tanto, intenta ceñirte a una concentración determinada durante varios días, para ver cómo te sientes. Normalmente, los aceites de CBD más suaves tienen una concentración del 2,5%, mientras que los más potentes pueden alcanzar concentraciones del 30% o 40%.

PASO 5: ESCOGE UN ACEITE PORTADOR A TU GUSTO

Afortunadamente, escoger un aceite portador es bastante sencillo. Todos los aceites de CBD, sea cual sea el aceite portador, contienen CBD (junto con otros cannabinoides y terpenos, si es un producto de espectro completo). Por tanto, al escoger un aceite portador, no hay por qué preocuparse por las diferencias en el contenido de CBD.

La principal finalidad de los aceites portadores es mejorar la tasa de absorción del CBD. También pueden proporcionar ventajas nutricionales secundarias. La elección del aceite portador más adecuado para ti depende de tu estilo de vida y necesidades nutricionales. Los aceites portadores suelen ser aceite de oliva, aceite de cáñamo o aceite de semillas de comino negro.

Ten cuidado con las empresas que confunden el aceite de CBD y el aceite de cáñamo. El aceite de CBD contiene cannabidiol extraído de flores de cáñamo, mientras que el aceite de cáñamo no contiene CBD de forma natural. Para que el aceite de cáñamo contenga CBD, este debe añadirse específicamente.

PASO 6: ¿HA SIDO ANALIZADO DE FORMA INDEPENDIENTE EL ACEITE DE CBD?

Aunque una marca afirme utilizar cáñamo ecológico, extracción con CO₂ y una fórmula de espectro completo, ¿cómo puedes saber qué contiene realmente el frasco? La respuesta está en los análisis de laboratorios independientes.

Desafortunadamente, el sector del CBD está poco regulado en su mayor parte, permitiendo a los productores modificar el contenido de sus productos sin repercusiones. Al fin y al cabo, la extracción de CBD no es barata, y las empresas pueden ahorrar costes si añaden menos de un 2,5% de CBD en un frasco del 2,5%.

Los análisis independientes te aportan tranquilidad, y ofrecen a las empresas la oportunidad de presumir de la calidad de su aceite. Es un paso simple, pero los productores de CBD que hacen un esfuerzo por analizar sus productos marcan un gran precedente en el sector.

PASO 7: ¿ACEITE DE CBD O CÁPSULAS DE GEL?

Si no te atrae la idea del aceite de oliva, aceite de cáñamo o aceite de semillas de comino negro, puedes evitar el sabor del aceite de CBD con las cápsulas de gel con CBD. Estas cápsulas contienen una dosis predeterminada de cannabidiol y no tienen sabor, ni olor. Las cápsulas de CBD son increíblemente discretas y son ideales si quieres consumir CBD a lo largo del día en un formato mucho más práctico que tomar gotas de aceite.

PASO 8: TEN EN CUENTA LOS SUPLEMENTOS, PRODUCTOS MÉDICOS Y COSMÉTICOS DE CBD

Dada la versatilidad del CBD, una vez extraído puede usarse para producir otros productos, además del aceite. Los suplementos de CBD contienen una serie de compuestos adicionales, mientras que los productos médicos con CBD pueden aliviar afecciones cutáneas, como el eczema, la psoriasis y el acné. Y no olvidemos los cosméticos con CBD, que pueden reducir los signos del envejecimiento y calmar la piel seca o sensible.

Los suplementos de CBD más populares incluyen CBD liposomal y fórmulas de CBD con melatonina. El primero utiliza unas vesículas protectoras llamadas liposomas para proteger el CBD mientras atraviesa el aparato digestivo. Como resultado, los efectos son más duraderos y aparecen con más rapidez, algo ideal si necesitas alivio rápido. Por otro lado, los suplementos de melatonina y CBD están diseñados para fomentar un buen ciclo de sueño, en combinación con los múltiples efectos del cannabidiol.

Con todos estos productos, puedes incluir el CBD en tu vida, sin tener que limitarte al aceite de CBD.

PASO 9: NO TE OLVIDES DEL ACEITE DE CBD PARA MASCOTAS

Así es; los humanos no somos los únicos que tenemos un sistema endocannabinoide. Nuestros amigos de cuatro patas también pueden aprovechar las ventajas del CBD. La principal diferencia entre el aceite de CBD tradicional y la versión para mascotas es que esta última contiene una mezcla de vitaminas y minerales esenciales, especialmente diseñada para perros o gatos.

Las opciones para mascotas incluyen aceites de CBD y pastillas de CBD. Ambas opciones pueden mezclarse con la comida (las mascotas son más listas de lo que parecen).

PASO 10: SI TIENES DUDAS, HABLA CON TU MÉDICO

Si después de informarte sigues teniendo dudas respecto al aceite de CBD, hay una persona que debería poder darte una respuesta definitiva: tu médico.

Tu doctor conoce detalladamente tu historial médico, y debería poder decirte si la interacción del CBD con las enzimas del hígado podría interferir con los fármacos que estás tomando en ese momento. Y, gracias al conocimiento que has adquirido con los pasos 1-9, podrás tener una conversación objetiva sobre el CBD, sin que tu juicio se vea nublado por la incertidumbre de los productos de baja calidad.

Scroll to top